AEW busca mantener la calidad

El miércoles 9 de octubre, Dynamite, el show semanal de All Elite Wrestling, debía mantener o superar la calidad que mostró en su primer programa. La gente estaba expectante, esperaban ver más sobre las diversas rivalidades que comenzabas y cuáles serían los demás agregados al espectáculo.

Comenzarían con mucha calidad, ya que la primera lucha enfrentaría a los Young Bucks en contra de Prívate Party. Los cuartos de final en el torneo por los campeonatos mundiales en pareja de AEW daban inicio. La lucha fue muy equilibrada, con un dominio momentáneo de ambas parejas. La sorpresa de la noche sería la derrota de los Bucks por conteo de tres.

Una mano a mano entre Jimmy Havoc y Darby Allin, por ver quién sería el primer contendiente por el título mundial de AEW, continuaría la cartelera. La lucha decayó un poco en emoción y se notaba en los rostros de los espectadores. El ganador fue Darby Allin y se verá cara a cara con Jericho, actual campeón mundial, la próxima semana.

Riho, la actual campeona femenina de AEW, junto con Britt Baker lograría la victoria sobre Emi Sakura y Bea Priestley. Al término de la lucha, se informó que Baker sufrió un hematoma debajo de su pómulo izquierdo, a causa de un golpe de Bea. La luchadora se encuentra bien y la próxima semana volverá a luchar.

Jon Moxley contra Shawn Spears, la penúltima lucha del evento daría algo más que esperar por parte de los ex’s WWE. Jon Moxley ganaría y durante su celebración, Kenny Omega saldría por la rampa con un bate envuelto en alambre de púas y una escoba con el mismo forro. Lo que parecía sería un ataque sobre Moxley, terminó en nada, ya que Pac, con una silla, atacó por la espalda a Omega.

La unión de la semana pasada entre Chris Jericho, LAX , Samy Guevara y Jake Hager no sería efímera. Anunciaron que dicha facción sería llamada “Inner Circle”. Jericho y Guevara llevarían acabo el combate estelar en contra de Dustin Rhodes y Adam Page. Una gran lucha de cierre, donde el Campeón obtuvo la victoria sobre Dustin.

Un caos característico entre “Inner Circle” y demás miembros del roster, dieron fin a esta emisión de Dynamite. Pese a que la calidad y la fluidez del show no son comparables a su estreno. Se espera ver más emociones en lo siguiente show de la empresa.

Deja un comentario