Chiefs Gana Dramático Juego en México

Por Oz Martínez. Fotos: Mariano Figueroa

¡Tinto en sangre!

Un momento de inspiración de Pat Mahomes en el tercer cuarto y una acción salvadora al final del juego le dieron una dramática victoria a los Jefes de Kansas City sobre los Cargadores de San Diego 24-17 para quedarse con la cima del Oeste de la Conferencia Americana ante la algarabía de 76,252 personas que abarrotaron el Estadio Azteca para celebrar el regreso de la NFL a México tras el desafortunado fiasco del año pasado.

Los Chargers no tardaron mucho en prender al Coloso de Santa Úrsula y en su primera serie se pusieron a las puertas de la zona de anotación, sin embargo la defensa de la tribu se creció y sólo les permitió tres puntos gracias un intento de gol de campo de 27 yardas de Michael Badgley. Después de parar a Pat Mahones (en una serie donde Tyreek Hill salió tocado), los angelinos se volvieron a acercar a tierra prometida, pero esta vez Badgley falló su intento, esta vez de 40 yardas.

Los Jefes volvieron al ataque buscando acercarse en el marcador, pero Mahomes fue interceptado cuando se acercaban a la zona roja. Pero dicen que amor con amor se paga y Phillip Rivers también sufrió la misma suerte al entregar el balón tras una carga de Frank Clark para irse con las manos vacías. En su siguiente serie ofensiva el 17 cargador sería interceptado por Tyranne Mathieu y esta vez los Chiefs no perdonaron, al anotar por conducto de LeSean McCoy para que con el extra de Harrison Butcker se fueran arriba 7-3.

Enojado, Rivers salió en busca de revancha pero la defensa de Kansas City no se lo permitió cuando llegó a la zona roja y se tuvo qué contentar con otro gol de campo de Badgley, esta vez de 26 yardas. Cargadores y Jefes añadieron dos goles de campo más, uno por bando, para irse al descanso con el marcador a favor de la tribu 10-9

Para el tercer cuarto, apareció la magia de Patrick Mahomes, primero al conducir una larga serie ofensiva desde su propio campo que Darrel Williams coronó con carrera de 6 yardas para irse arriba con el extra de Butcker 17-9, y después, con un espectacular pase de 23 yardas a su ala cerrada Travis Kelce para aumentar la ventaja 24-7, ¡delirio total en el Azteca!

Pero Rivers y los Chargers estaban muy lejos de rendirse. El veterano quarterback sacó la casta y con la ayuda de un castigo se metió hasta la zona caliente para desde ahí conectar con un pase de siete yardas a Keenan Allen para ponerse 24-15. Anthony Lynn se fue por la conversión de dos puntos y sus muchachos la hicieron buena con pase de Rivers a Hunter Henry para ponerse 24-17 y meterle así emoción al juego.

Los californianos tuvieron varias chances de empatar, pero la ofensiva no funcionó a la hora cero. Rivers intentó un pase profundo pero Rashad Felton lo interceptó y parecía que el juego quedaba sentenciado. Pero dicen que la vida da revanchas y el gran veterano la tuvo con una última serie coronada con una fenomenal atrapada de Mike Williams que quedará por siempre en la memoria del Estadio Azteca. Pero cuando que nos iríamos a tiempo extra de la nada apareció Daniel Sorensen para robar el balón en la zona de anotación y ponerle punto final al juego.

Con esto la NFL regresa por la puerta grande a la capital del país y salda su deuda con la afición, ¡bienvenidos otra vez!

Deja un comentario