Desastre mexicano ante Argentina


Este martes 10 de septiembre se vivió el segundo encuentro de la fecha FIFA para la Selección Nacional de México la cual mostró una decepcionante cara, sobre todo en su parte defensiva, contra la albiceleste quien no perdonó y goleó en este partido amistoso. 

Lo que se mostraba de inicio era un juego con ida y vuelta sin dominador claro y sin llegada alarmantes para ninguno de los dos bandos. México mejor por momentos con destellos en lo colectivo de medio campo hacia adelante pero sin algo concreto. 

Cuando mejor se veía el cuadro azteca una pésima salida por parte de Néstor Araujo el cual regaló el balón al delantero argentino, Lautaro Martínez, para posteriormente dejar en exhibición a la defensa tras conducir el esférico y vencer a tres jugadores mexicanos y así disparar para marcar el primer tanto del encuentro al minuto 17. 

México intentó reaccionar con posesión de la pelota, pero de nueva cuenta una desorganización en la línea trasera y un rebote de Araujo contra Lautaro quien después pasaría entre los dos centrales mexicanos para quedar en libertad y así definir ante Ochoa el segundo tanto en apenas 22 minutos de tiempo. 

Minutos después, un mal salto de Carlos Salcedo provocó que el balón le pegara en la mano y así el árbitro concediera penal para los sudamericanos que convertiría en gol Leandro Paredes y ya dar a conocer una goleada al conjunto dirigido por Gerardo Martino. 

De nueva cuenta y a pocos minutos de que se diera el 0-3, México perdió la redonda en medio campo para que se filtrara el balón rumbo al goleador de la noche, Lautaro Martínez y sin problema alguno, tras una horrorosa marca y lectura de Araujo pusiera cuentas definitivas con el cuarto gol en apenas 39 minutos de acción. 

Para la segunda mitad los mexicanos intentaron buscar no tanto el partido, sino un funcionamiento que se trabaje para futuros encuentros y encontrar una conexión entre varios jugadores. Tuvieron algunas oportunidades sin relevancia alguna al igual que Argentina quien sigue con una hegemonía marcada ante México en partidos oficiales y amistosos. 

Deja un comentario