Irán permitió por primera vez que las mujeres entraran a un estadio de futbol

Foto en portada: @AJEnglish

Lo que se pensaba que jamás iba a ocurrir, sucedió. Y son buenas noticias. Luego de la presión por parte de la FIFA, Irán dejó que las mujeres entraran a un estadio de futbol.

Sucedió el 10 de octubre de 2019, en el Azadi Stadium, y los locales terminaron ganando 14-0.

El hecho se dio debido a la exigencia del máximo organismo rector del balompié, que amenazaba con imponer un veto de cotejos internacionales si no levantaban esa regla, por lo que el país de Asia Occidental abrió las puertas del recinto, casa de su Selección Nacional, para el encuentro ante Camboya.

Se otorgaron 4,000 boletos para las mujeres, en un inmueble con capacidad para 80 mil personas, y tuvieron que estar alejadas de los hombres, pero la emoción de las asistentes al lugar del enfrentamiento fue notoria. Y la alegría de muchas personas en el resto del mundo también.

En un video que circuló en redes sociales, se puede ver a las aficionadas brincando de emoción y con las caras pintadas de los colores de su nación, a pesar de que las condiciones y el trato que se les da sigue siendo injusto e inequitativo.

De acuerdo con AP, los ultraconservadores y los clérigos chiíes tradicionales dicen que hombres y mujeres deben estar segregados en eventos públicos y ellas no pueden estar presentes en las competencias deportivas varoniles, además de que se tienen que cubrir el cabello y lucir su chador negro cuando trabajan en empleos del gobierno.

La CNN informa que la prohibición no está escrita en la ley de aquel país, pero que esa regla de prohibirle la entrada a las mujeres a los eventos futbolísticos se estableció poco después de la Revolución Islámica de 1979 en la que se derrocó al entonces gobernante de aquella nación, el Shah.

“Estamos tan felices de que finalmente tenemos la oportunidad de ir al estadio. Es una sensación extraordinaria”, dijo Zahra Pashaei, una enfermera de 29 años que solamente había visto partidos de fútbol por televisión. “Al menos para mí, son 22 o 23 años de anhelos y lamentaciones”.

Los jugadores agradecieron el apoyo y aplaudieron a las aficionadas.

Y Gianni Infantino remató: “Ya nada puede detenerse o revertirse. La historia nos ha enseñado que el progreso se da en fases, y esto es el inicio de una travesía”.

Azadi significa “Libertad” en persa y por fin, hace unas horas, el estadio le hizo honor a su nombre.

Deja un comentario