Primer Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco

El Puerto de Acapulco se convirtió en sede del Abierto Mexicano de Tenis, por primera vez, en 2001, entre el 26 de febrero al 4 de marzo, en las instalaciones del Princess Mundo Imperial, teniendo arcilla como superficie.

Los organizadores decidieron trasladar el evento a las paradisiacas playas guerrerenses, donde la respuesta de la gente fue la esperada, sobretodo por la incorporación del AMT al WTA, siendo esta la edición donde apareció la modalidad singles y dobles en la rama femenil.

La inauguración del AMT fue engalanada con la presencia del extenista rumano, Ilie Nastate, número 1º en el ranking en 1985, quien se encargó de realizar el tradicional corte de listón.

La Bolsa para los ganadores del torneo se mantuvo en 800,000 USD para la rama varonil, mientras que la femenil fue de 170,000, dando un total de 970,000 billetes verdes.

El prestigiado trofeo fue una pelota de tenis, hecha de plata, con un costo de 10,000 dólares, mientras que para las mujeres, el galardón fue una réplica, en un tamaño menor.

Las categorías pertenecientes al Abierto Mexicano, fueron la International Gold Series para el ATP tour, mientras que la Tier III, al WTA tour.

El primer campeón en las playas de Acapulco fue el brasileño Gustavo ‘Guga’ Kuerten, quien se impuso en la final al español Galo Blanco, por parciales de 6-4 y 6-2.

En la rama femenil, la sudafricana Amanda Coetzer, vino de atrás para derrotar en tres mangas a la rusa Elena Dementieva con pizarra de 2-6, 6-1 y 6-1 para consagrarse como la primera mujer en conquistar el Abierto Mexicano de Tenis.

En dobles, nuevamente ‘Guga’ Kuerten, en sociedad con el estadounidense Donald Johnson, se coronaron al vencer al sudafricano David Adams y al argentino Martín García por 6-3 y 7-6 (5). De esta forma, el raquetista brasileño se convirtió en el segundo en ganar ambos títulos, tras Jiri Novak, quien lo logró en 1998.

En la disputa por el título dobles femenil, la mancuerna conformada por las españolas María José Martínez y Anabel Medina pasaron por encima de su compatriota Virginia Ruano y la argentina Paola Suárez, con parciales de 6-4, 6-7 (5-7) y 7-5.

Sin duda, el Abierto Mexicano Telcel ha sido un éxito mundial, y el próximo 24 de febrero, se pondrá en marcha la edición número 20.

Deja un comentario