¿Quién salió sobreviviente del infierno llamado WarGames?

Esta noche tuvimos una verdadera masacre en la tercera edición de WarGames dentro del territorio NXT, en donde la división femenil abrió el evento de hoy con un cambio previo en el cual vimos a Mia Yim golpeada tras bambalinas, lo cual la dejó fuera de esta lucha. Mientras era atendida, Dakota Kai la animaba para que se mejorara pronto y fue ahí cuando Rhea Ripley le pidió que se uniera al equipo, pero en definitiva este movimiento salió contraproducente, ya que cuando llegó el momento de la Neozelandesa de participar en la lucha, de inmediato atacó a Tegan Nox (la cual aún se encontraba dentro de la pequeña jaula) y la dejó fuera de combate y con esto, el equipo Ripley se vio en desventaja de dos integrantes, y a pesar de que Baszler, Belair, Lee Ray y Shirai atacaron tanto con armas como con movimientos espectaculares, el equipo de Rhea Ripley y Candice LeRae logró salir con una dramática victoria, gracias a un bombazo de Ripley a Baszler sobre un par de sillas.

Por el lado varonil, más que tener una lucha técnica, tuvimos un combate de mucha entrega, con una historia perfectamente contada por parte de los ocho gladiadores, y decimos ocho porque a la mera hora el equipo Ciampa si completó a la cuarteta con la inesperada aparición de Kevin Owens; no era la superestrella que todos esperábamos pero aun así fue una gran adición a este combate, en el cual Undisputed Era llenó los dos rings de mesas pero para su poca fortuna, estas fueron utilizadas en su contra, ya que Dijakovic, Lee, Owens y Ciampa las usaron para castigar al equipo campeón, con un cierre espectacular en el cual Ciampa se dejó caer desde lo alto de la jaula con Cole en su espalda para atravesar dos mesas y llevarse la victoria.

En la triple amenaza para definir al retador del campeonato NXT en Survivor Series, Damian Priest, Killian Dain y Pete Dunne nos regalaron un clásico, ya que en ni un solo momento pudimos predecir quien saldría ganador, los tres gladiadores tuvieron oportunidad de llevarse la victoria en todo  momento de la lucha, donde incluso Priest demostró su gran fortaleza al cargar al irlandés para aplicarle un bombazo crucifijo, pero esto le abrió la puerta a Pete Dunne para que aprovechara un bombazo aplicado por Dain a Priest y con esto, llevarse la victoria y la oportunidad de coronarse campeón en Survivor Series.

Finn Bálor tuvo un exitoso regreso al derrotar a Matt Riddle en un combate pausado pero con movimientos brillantemente ejecutados, donde el Bro original lo intentó de todas maneras posibles, pero al final, el irlandés se llevó la victoria, por otro lado, Ángel Garza brilló con una excelente lucha al derrotar a Isaiah Scott, con un juego de cuerdas dinámico y echándose al público al hombro.

NXT sigue regalándonos eventos brillantes llenos de calidad y de excelsa ejecución, y sin duda alguna será el equipo a vencer en Survivor Series, ya que han dejado más huella tanto en RAW como en Smackdown, los esperamos mañana para la mejor cobertura de Survivor Series solo aquí, en Factor 4.

Deja un comentario