enero 23, 2021

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Napoli visitó a Cagliari, un equipo con el que ya habían hilado una racha de varios partidos sin poder saborear el triunfo como visitantes. Los sardos ganaron cuatro de sus últimos cinco enfrentamientos ante la escuadra de Gattuso, y aunque el Napoli se encontraba muy arriba de su rival en la clasificación, la historia reciente de la escuadra celeste dejó bastante que desear en sus ultimas jornadas de Serie A.

“Primer desafío del nuevo año”

El encuentro comenzó como era de esperarse, una escuadra visitante que buscaba arrancar su cuarto triunfo de las manos de un rival al que dominaron por completo la temporada pasada. Sin embargo, Cerdeña ya no significaría un territorio peligroso para la escuadra celeste; desde los primeros instantes dominaron la posición y chutaron a mas no poder para cansar al arquero rival.

Lorenzo Insigne fue quien marcó el ritmo y comenzó a darle pesadillas a Alessio Cragno, no solo a través de disparos, sino de pases que lamentablemente no consiguieron penetrar la meta sarda. Una vez entonado el equipo visitante, complicaron aún más la situación para los discípulos de Eusebio Di Francesco, y, haciendo alusión a la primera ley de Murphy, todo lo que pudo salir mal, salió mal para el conjunto local.

Piotr Zieliński colocó el primero en el marcador con ayuda de Andrea Petagna, desde entonces se generó un efecto en cadena que marcaría un fatal destino para los sardos. Sin embargo, el conjunto de Gattuso tuvo que esperar hasta la segunda parte del partido para seguir haciendo de las suyas.

Al comienzo de la segunda mitad se equilibró el partido, los sardos consiguieron una entrada a meta que desembocó en un tiro para emparejar la situación. João Pedro fue el autor del gol que daría un respiro a su equipo. Lamentablemente, la sangre fría de Polonia se hizo presente nuevamente, Zieliński anotó su segundo para devolver el liderato a su equipo y, minutos más tarde se uniría el mexicano, Hirving “Chucky” Lozano, con su primer gol del año.

La cereza del pastel la colocó Lorenzo Insigne, quien finalmente vio la oportunidad para hacerse con un gol, tras una falta desesperada de Fabrizio Caligara dentro del área. Así finalizaría el encuentro, Napoli venció a Cagliari en la Arena Cerdeña (4-1). El conjunto de Gennaro Gattuso subió un puesto en el ranking y de momento está en puesto de Champions gracias a este triunfo.

A %d blogueros les gusta esto: