diciembre 3, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

¿Cómo surge la rivalidad entre América y Chivas?

La historia detrás del clásico

En el mundo de los deportes, la euforia y dinamismo que se vive en torno a ciertas rivalidades no conoce fronteras. En el futbol, eso es lo que provocan los clásicos, pues son aquellos juegos que le dan mayor sentido a un torneo y donde se refleja no solo la esencia pura de este deporte, sino también la rivalidad máxima que a lo largo de los años se ha ido generando entre diferentes clubes, donde además de poner a prueba su nivel futbolístico, ponen en juego el honor por la institución y afición a la que representan.

En México, existen diferentes clásicos. Están los regionales y los que paralizan a todo un país. Pero sin duda, el más tradicional y esperado por la afición mexicana es el Chivas vs América, que se ha ganado el mote del “Clásico de clásicos”. Mismo que representa la rivalidad entre los clubes más populares y ganadores de nuestro balompié.

Como toda historia, esta tiene su inicio a finales de la década de los 50. Fernando Marcos, quien era entrenador del América en esa época, soltó una serie de declaraciones que aumentaron la animadversión entre estos equipos luego de que el América tuviera una serie de resultados positivos ante Chivas:

“América no viene a Guadalajara a ganar, eso es rutina. Nosotros venimos para cambiarle el número de su teléfono de larga distancia. Así es que ya lo saben mis amigos: cada que quieran llamar a Guadalajara marquen dos cero, dos cero, dos cero o el 20-20-20. Cortesía del América “

“Ya estábamos listos para retar al Guadalajara, decidimos que ellos eran el muchacho bueno de la película y nosotros el villano; si ellos eran los modestos muchachos mexicanos, nosotros íbamos a ser los soberbios riquillos con extranjeros”.

Lo anterior, tiene sentido si consideramos que el Guadalajara, por allá de la década de los 50 y 60, logró acumular una cantidad importante de títulos que lo consolidaron como el gran Campeonísimo. Esto hizo que mucha gente se identificara con el equipo por la empatía de jugar con puros mexicanos, representando así, a la clase obrera y popular del país, bautizándolo como el equipo del pueblo.

Caso contrario sucedió con el América, donde Emilio Azcárraga Milmo (dueño de Televisa) adquirió al club en 1959 con la finalidad de llevarlo a lo más alto del futbol. Invirtiendo así, una gran cantidad de dinero en el equipo fichando a jugadores extranjeros. Este poderío económico, relacionó al América con la élite social reconociéndolo como el equipo de los ricos.

Además de esto, la rivalidad aumentó por razones de diferentes índoles que se fueron generando a lo largo de los años, incluyendo la gran cantidad de juegos espectaculares que nos brindaron en las últimas cuatro décadas del siglo pasado, como aquella final de la temporada 83-84 que terminaron ganando los de Coapa.

Hoy en día, la rivalidad entre estos equipos se ha vuelto una tradición en el futbol mexicano; aunque en la actualidad el fanatismo del futbol no distingue clases sociales, ver a Chivas y América enfrentarse en el rectángulo verde, será siempre, un juego de morbo que cualquier mexicano quiere ver, y si se disfruta con goles, mucho mejor.

A %d blogueros les gusta esto: