junio 4, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Cortina de acero “tricolor”.

Los Acereros de Pittsburgh son sin duda una de las aficiones más queridas en suelo mexicano.

CDMX.- Pittsburgh Steelers coquetea con la idea de visitar suelo mexicano en noviembre de este 2020, luego de poco más de veinte años después de su única visita a tierras mexicanas, situación que pone en alerta a su fanaticada que está deseosa de ver a Ben Roethlisberger y compañía.

Los Acereros no vivieron una de sus mejores campañas en el 2019 tras la lesión de su quarterback titular (Roethlisberger) y la entrada en acción de Rudolph y Hudges que no lograron impulsar a postemporada a este emblemático equipo de la AFC.

Sin embargo, los Steelers siguen siendo uno de los 3 equipos con más seguidores en México, peleando con los Patriotas de New England y los Dallas Cowboys y esto aunado que sólo han visitado en una oportunidad (año 2000) suelo azteca para enfrentar a los Potros de Indianápolis.

Tan solo para este mes de abril se tenía programada una convivencia con leyendas de Pittsburgh organizada por uno de los grupos de fanáticos más grandes con que cuenta en la Ciudad de México, pues se estima que el 55% de sus seguidores en México se encuentran en el área metropolitana de la capital.

Todo esto va en concordancia a su cuenta de Twitter en español, que acumula poco más de 28 mil seguidores de habla hispana, lo que sin duda alguna representa un mercado bastante prometedor, esto si tomamos en cuenta que es ampliamente superior comparado a los seguidores de Tampa Bay, Tennessee, New York Jets, Jacksonville, Cincinnati y Arizona Cardinals que juntos son el 1.7 por ciento de aficionados a este deporte, mientras que los Steelers tienen el 17 por ciento de aceptación.

Gracias a esas cifras su presidente Art Rooney II, mencionó a finales de 2019 en diversas entrevistas, que siguen interesados en jugar en México a pesar de no haber sido seleccionados como locales para un juego fuera de la unión americana (recordemos que Wembley alberga un juego de NFL), pues los aficionados harían sentir locales a los Acereros, aunado que desde que regresó el futbol americano a México al menos uno de los equipos programados para jugar han llegado al Súper Bowl.

Sin duda alguna sería tentador por muchos aspectos poder tener en territorio azteca a Ben Roethlisberger en el ocaso de su carrera junto a la sangre nueva de Pittsburgh en La Ciudad de México, y sería prácticamente un espectáculo garantizado por donde se le pueda observar, pues la capital sería literalmente una cortina de acero.

Foto: @acereros

IG: Factorcu4tro_

TW: Factorcu4tro

FB: Factor Cu4tro

A %d blogueros les gusta esto: