octubre 22, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Destino en juego

Por Oz Martínez

Después de regalarnos dos juegos vibrantes en Canadá, las Finales de la NBA cambian de sede y ahora será el Oracle Arena de Oakland el que abra sus puertas para recibir el juego 3 entre los Raptors de Toronto y los Guerreros de Golden State donde ambos equipos buscarán inclinar la balanza a su favor y poner el destino de la serie en sus manos.

Los del Norte han sido una muy agradable revelación al complicarle las cosas a los campeones reinantes contra todo pronóstico al ganarles fácilmente el primer juego y vender cara la derrota en el segundo al quedarse a nada de forzar el tiempo extra. Kawhi Leonard sigue en estado de gracia en estos playoffs y después de un flojo inicio de serie se ha convertido en el alma del equipo al aportar 28.5 puntos y 11.0 rebotes por juego, pero la mayor sorpresa ha sido Pascal Siakam, quien en el juego 1 se destapó con 32 unidades y ha cargado con el equipo en varios momentos, volviéndose un verdadero dolor de cabeza para Steve Kerr y sus muchachos que no encuentran el modo de pararlo cuando se encuentra en su mejor versión.

Mientras que del otro lado de la duela la situación no pinta nada bien, la inesperada lesión de Klay Thompson (19.5 pts por partido) puede representar un duro golpe a sus aspiraciones de retener el campeonato, ya que si bien Stephen Curry es el líder del equipo y ha mostrado su nivel de estrella (28.5 puntos y 4.5 asistencias por noche), lo cierto que la ausencia del número 11 sumada a la de Kevin Durant les resta mucha fuerza en ataque, sobretodo en los momentos críticos del juego al no contar con un reemplazo confiable, algo que Jonas Jerebko y Quinn Cook desean cambiar para sacar las papas del fuego y darle confianza a su entrenador y a su afición.

Los ingredientes están listos para vivir un juego intenso de principio a fin que podría definir el rumbo de la contienda de ahora en adelante, veremos si los Raptors aprovechan las bajas y su buen momento para lucir igual que la primera noche donde se vieron muy superiores o los Warriors levantan la cara y le enseñan al mundo el por qué son el equipo de la década en el mejor basquetbol del planeta.

A %d blogueros les gusta esto: