octubre 31, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Novak Djokovic termina con su propio invicto y rompe la racha de campeonatos del ‘Big 3’.

La tarde del domingo 8 de septiembre del 2020 en el Arthur Ashe Stadium quedará para la historia en los libros de tenis. Novak Djokovic, actual número uno del mundo y único representante del Big 3 en el US Open 2020, fue descalificado por pegarle con la pelota a una juez de línea.

En el partido correspondiente a los octavos de final contra Pablo Carreño Busta, el serbio se encontraba perdiendo por 6-5 en el primer set y tras un arranque de nervios, cometió el error de agredir a una oficial. A raíz de eso, ‘Nole’ fue descalificado del torneo y de acuerdo a un comunicado que publicó la USTA, fue castigado con una sanción que le quitará los puntos obtenidos durante el torneo así como el prize money acumulado hasta esta instancia.

Ahora, el “default” a Djokovic lleva consigo muchas oportunidades y datos curiosos. A continuación, te presentaremos lo más relevante que conlleva la eliminación del serbio. Por ejemplo, después de 3 años y más de 12 Grand Slams, habrá un nuevo campeón en esta categoría mayor del deporte blanco.

Desde el 2017, entre Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic se repartieron los diferentes títulos de los torneos más importantes de la temporada (Australian Open, Roland Garros, Wimbledon y US Open). El último tenista que no forma parte del Big 3 y que consiguió un campeonato de este estilo fue el suizo Stan Wawrinka y lo hizo precisamente en el US Open, en el año 2016.

Novak Djokovic no es el único en haber sido eliminado en instancias finales de un Grand Slam en la categoría de singles, se une a Serena Williams quien fue descalificada en semifinales del US Open del 2009, al austriaco Stefan Koubek en Roland Garros 2000, a Carsten Arriens igualmente en Roland Garros en 1995 y al mítico John McEnroe quien fue descalifiado en el Abierto de Australia en 1990.

Esta eliminación representa una oportunidad de oro para los jugadores que quedan en el torneo de alzar su primer Grand Slam en su carrera. Particularmente Dominic Thiem o Daniil Medvedev, quienes ya saben lo que es jugar una final de este calibre. De hecho, el austriaco Thiem disputó la final de este año del Abierto de Australia contra Novak Djokovic, siendo derrotado en cinco sets.

Sin dudas es un hecho histórico ya que la ausencia de Rafael Nadal y Roger Federer ya estaban presupuestadas ya que el primero no quiso arriesgarse a viajar a Estados Unidos debido a la pandemia y el segundo por estar en medio de su recuperación. Siendo el único representante del Big 3 en el torneo y ostentando un invicto de 25 partidos sin conocer la derrota en el año, el serbio era el candidato número uno a llevarse el título en Flushing Meadows que hubiera significado su cuarto US Open y su 18 Grand Slam.

Foto: Twitter @CNNEE

Ahora, sin Djokovic en el medio, tenemos por primera vez desde 2004 unos cuartos de final de Grand Slam sin las tres mejores raquetas del circuito. Se trata del Roland Garros de hace 16 años y 64 torneos atrás el último antecedente de este tipo. Sin lugar a dudas, el 2020 no deja de sorprendernos y ahora el trono del tenis está esperando a un nuevo monarca.

Foto destacada: eurosport

A %d blogueros les gusta esto: