octubre 29, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Doblete bávaro; el rey sigue siendo Bayer München

Lo que al principio lucía como una final cerrada, terminó con el usual dominio del Bayern München, quien logró el doblete doméstico en Alemania tras derrotar 3-0 al RB Leipzig en la final de la copa DFB Pokal.

Kingsley Coman y Robert Lewandowski, que metió doblete, fueron los anotadores de ambos tantos, sin embargo, la figura de Manuel Neuer fue fundamental con tres intervenciones relevantes que mantuvieron a los bávaros en ventaja cuando más parecía que habría empate.

La primera mitad inició a tambor batiente con un Leipzig enfocado en la presión alta y el juego directo, que por momentos puso a sudar al campeón de la Bundesliga, quien poco a poco sobrevivió los embates con buen manejo de balón y gracias al descaro de Coman y Gnabry para profundizar, estrategia que rindió sus frutos en la primera media hora.

Al minuto 27, una descolgada en contraataque de los bávaros permitió a David Alaba poner un centro preciso a la altura del manchón penal, justo donde Robert Lewandowski hizo gala de su contorsionismo para girar el cuello y colocar su remate de cabeza al primer poste, el cual se coló en la red y abrió el marcador de la final.

Incluso al minuto 41, el Bayern tuvo la oportunidad de ampliar el balón, sin embargo, el central Konaté hizo una gran salvada ante el posible segundo tanto de Kingsley Coman, el cual finalmente no hubiese contado por una posición adelantada que fue marcada.

Para la segunda mitad, los dirigidos por Ragnnick trataron con todos los medios posibles de empatar el juego; incluso tuvieron dos oportunidades que Neuer evitó, una de Emil Forsberg en un buen mano a mano resuelto por el arquero alemán, y una de Timo Werner al primer poste.

Sin embargo, nunca se dejó de sentir el peligro que Bayern München ponía en cada aproximación, sobre todo por lo poco fiable que el arquero Gulaksci lució bajo los tres palos.

Finalmente, un chispazo de genialidad por parte de Coman, quien en un sólo movimiento amagó el disparo y bajó el balón para ponerse frente al arco, permitió a los bávaros meter el 2-0 al 77 y con eso, finiquitar el juego para levantar un trofeo más este año; el doblete doméstico se queda en Baviera.

Para culminar la obra y darle al Bayern München su decimonovena copa de Alemania, Robert Lewandowski culminó la obra al minuto 85 tras robar el balón cerca del área rival, enfilarse al marco y definir con calma y serenidad para dar la vuelta olímpica.

A %d blogueros les gusta esto: