noviembre 27, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Dodgers acaricia el título

Se jugó el quinto partido de la Serie Mundial entre Los Ángeles Dodgers y Tampa Bay Rays en el Globe Life Field en Arlington, con un poco más de 10,500 espectadores en las gradas.

De inmediato la ofensiva de los Dodgers le hizo daño a los lanzamientos de Glasnow, primero fue Betts con un doble, seguido de un sencillo productor de Seager para poner la carrera de la quiniela en la pizarra y sin outs.

Y si no fuera poco, ya con dos out Bellinger también conectaría un sencillo productor y traer a Seager para irse arriba dos carreras a cero en la parte alta de la primera entrada en favor de los Dodgers. 

Para la segunda entrada, Joc Pederson, conectaría un cuadrangular por todo el jardín central para colocar una carrera más en favor de la novena visitante. 

Los Rays despertarían con un triple productor de Yandy Díaz, y así romper el cero en la parte baja de la tercera entrada.

Pero eso no sería todo, pues el cubano-mexicano Randy Arozarena, conectaría sencillo productor, el cual lo coloco co exprés de 27 imparables en una sola postemporada y con ello recortar la diferencia en la pizarra, tres carreras a dos en favor de los Dodgers.

Y las emociones no faltaron, pues Margot, se quiso robar home con dos outs en la pizarra para buscar la carrera del empate, sin embargo, sería puesto out y así terminaban cuatro entradas completas.

Enseguida, Max Muncy, conectaría un largo cuadrangular solitario entre jardín central y derecho para aumentar la ventaja e irse arriba por dos carreras.

El lanzador de los Dodgers, Clayton Kershaw, rompió el récord de más ponches en la historia de la postemporada al conseguir el 207 en su cuenta y superar a Verlander (205), de los Astros de Houston. Y se iría tras una labor  de cinco entradas y dos tercios, donde recibió cinco imparables por dos carreras limpias, dio dos bases por bolas y ponchó a seis rivales.

El nayarita, Víctor González, tendría participación en la octava entrada. En su labor, en donde enfrentó a tres rivales con 12 lanzamientos, no recibió imparables y solo dio una base por bolas para mantener la ventaja para su equipo.

Y la pizarra no se movería más y los Dodgers vuelven a tomar ventaja en la serie tres juegos a dos y se colocan a uno de por fin romper cualquier maldición y ganar la tan ansiada Serie Mundial.

El pítcher ganador fue Kershaw y el perdedor Glasnow. La serie se reanuda el martes a las 18:08 pm ahora los Dodgers serán de nueva cuenta los locales. Será un partido crucial, pues de ganar los Dodgers romperían los 33 años sin ganar la Serie mundial, así como para Rays mandar a un séptimo y definitivo partido. Solo los Rays han confirmado a su abridor, que será Blake Snell (2-2).

A %d blogueros les gusta esto: