octubre 30, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

El barco de Chivas se hunde cada vez más

El último campeonato que obtuvieron las Chivas fue en el Clausura 2017 cuando eran dirigidas por Matías Almeyda. Desde entonces el equipo no ha participado en “la fiesta grande” y mucho menos han retomado el nivel de juego que tenían.

La indisciplina de sus jugadores es uno de los factores que han provocado que el equipo no dé resultados, así como el bajo rendimiento de la plantilla que parece no estar comprometida.

Se habla más de situaciones extra cancha que del desempeño de los jugadores. En estos días, Antuna y Vega fueron separados indefinidamente del equipo por haber tenido una reunión en plena pandemia y a dos días de su encuentro contra Toluca.

El Rebaño Sagrado perdió en su visita al Nemesio Díez y se encuentran en los últimos lugares de la tabla, al sumar sólo 7 puntos en 6 partidos disputados.

En este momento, Chivas no merece ser llamado “grande”, es un equipo que no juega bien y donde los jugadores dan más de que hablar fuera de la cancha que dentro de la misma.

Se necesita mano dura para lograr que los jugadores sean disciplinados y se comprometan para lograr que el equipo funcione.

Esperemos que la experiencia de Vucetich, sirva a las Chivas para mejorar su desempeño y que traten de aspirar al título, aunque esto se ve difícil.

La misión que tiene en sus manos Vucetich luce complicada y si no puede lograrla ¿quién podrá rescatar a las Chivas?

A %d blogueros les gusta esto: