octubre 23, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Fútbol femenil en Argentina: la situación de las categorías de ascenso

Club Villas Unidas, partido. Club D10, La Lonja, Buenos Aires. 17 de noviembre de 2019. Pilar Camacho / Anccom

Quinta entrega acerca de la actualidad y la realidad del futbol femenil en la Argentina

En la última temporada se añadió la tercera categoría denominada Primera C ante la incorporación de nuevos clubes en la disciplina. Villas Unidas es uno de los 16 equipos participantes en esta división y actualmente está dirigido por Gustavo Levine, recreólogo de amplia experiencia en selecciones juveniles de AFA masculinas. Este club es muy joven y tiene apenas un año y 10 meses de su creación.

Club Viilas Unidas. Foto: Infobae-Marcelinho Witteczeck

“Surge de la idea del profesor Fernando Signorini, habida cuenta que históricamente ocurre que los mejores jugadores y jugadoras salen de los barrios populares, de lo que en Argentina conocemos como “villas” y después generan grandes millonadas de dinero que nunca vuelven a los clubes donde se iniciaron porque van creciendo económicamente los pases, pero el dinero siempre queda en el medio y nunca llega a las instituciones formadoras”, cuenta Levine.

Gustavo Levine junto a sus jugadoras. Foto: Infobae – Marcelinho Witteczeck

Signorini le transmitió la idea a la Escuela de Entrenadores de Cesar Luis Menotti (entrenador campeón del mundo con la Argentina en 1978), a su vez buscando entendimientos con organizaciones sociales. Luego de ese paso, decidieron crear un club propio que se nutra de jugadores y jugadoras que vengan de esos barrios para que se los forme como futbolistas  y como personas, con el objetivo de que a la larga ese mismo club pueda lograr beneficios de todo tipo, incluso económicos que favorezcan la posibilidad de seguir desarrollando nuevos deportistas y generándoles una mejora en la calidad de vida.

Cesa Luis Menotti, entrenador campeón con la seleccion masculina de Argentina en la Copa Mundial de 1978, en la presantación del Club Villas Unidas. Foto: Prensa Villas Unidas

La realidad de Villa Unidas no escapa a casi ningún club de la Argentina. La mayoría de las jugadoras de la liga argentina tienen que realizar otras actividades laborales para subsistir, y en eso también está enmarcado Villas Unidas en el contexto de la disciplina en la Argentina.

Con respecto a la organización del club y los beneficios que le brinda a sus jugadoras: “Nosotros tenemos la posibilidad de que el club genere los recursos necesarios como para que las jugadoras no tengan que pagar una cuota, una ambulancia, una cancha para poder hacer de local, ni tampoco policía para la seguridad que exige las normas de AFA. Antes de este receso obligatorio por la pandemia hacíamos de local en una cancha de Pilar. Las cuestiones mencionadas anteriores, permite a los entrenadores de la institución enfocarse en la faz futbolística cuando lo requiere”.

– ¿Cómo ve usted la realidad del ascenso en el futbol femenino de AFA? ¿Tiene características similares si nos ponemos a compararla con los clubes de Primera División que se ubican en los últimos puestos del campeonato?

“Encontramos características similares. Hay clubes del ascenso que están mejor estructurados a nivel logística, infraestructura y formación de cuerpo técnico, e incluso en cuanto a cantidad de profesionales a cargo en comparación con equipos de la A y otros más grandes del resto del país. Hay un cierto paralelismo con algunos equipos masculinos también, pero todo pasa por una cuestión de infraestructura, quedando todo relegado a las realidades económicas. Hay una falencia generalizada en el futbol femenino que es la no-formación de las jugadoras  que actualmente están actuando en Primera División. Llegan a jugar en ese nivel competitivo sin formación previa y esto equipara la situación. No hay enormes diferencias entre todos los clubes del ascenso y los Primera A. Obviamente hay clubes que están en la elite, pero eso tiene relación con la infraestructura que también desarrollan en el futbol masculino como Boca, River, San Lorenzo, Independiente y Racing que son clubes de los denominados “grandes” a nivel futbol masculino y transfieren eso al futbol femenino. El resto de los equipos están un tanto parejos en algunas otras cuestiones que tienen que ver con la infraestructura”.

Junto a un grupo de entrenadores de otros clubes, se realizó el pasado año una encuesta entre la totalidad de las jugadoras de AFA de las tres categorías, y uno de los puntos a destacar fue el resultado que nos dio la pregunta ¿a qué edad comenzaste a jugar al futbol y hace cuanto tiempo jugas al futbol? Los resultados demostraron que en los últimos dos años se han incorporado una gran cantidad de jugadoras, más del 50% aproximadamente, y las edades de inicio se dan entre los 17 y 20 años: “Desde la creación y la reformulación de la nueva categoría, en este caso de la Primera C, con clubes que se fueron sumando también a la Primera A y B, hizo que el futbol femenino argentino, a nivel AFA, creciera sustancialmente en cuanto a cantidad. Con respecto a la edad de estas jugadoras, nos permite tener una expectativa de contar con esas jugadoras durante diez años más de vida futbolística, con lo cual tenemos una perspectiva muy interesante. Donde tenemos que trabajar mucho es en la calidad, ya que hay que mejorarla en las jugadoras que actualmente participan en Primera División y por supuesto también cuidar el acento en lo que tiene que ver con el futbol formativo”.

Próximos temas.

– Futbol femenino en el interior del país

– Categorías juveniles, AFA Desarrollo y el futuro del campeonato

Fuente: Tema realizado por Tomás Rouge
Twitter: tomas_rouge_ok
Instagram: tomas.rouge_ok

Recuerda que si te gustan las apuestas en 1xBet tienes grandes oportunidades.
Registrate y utiliza nuestro código para recibir hasta 150 Dolares en tu primer deposito.

Código: FactorCu4tro
A %d blogueros les gusta esto: