enero 21, 2021

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Estadística e historia en contra de Pumas

Foto: Twitter @alex_inavarrete

Las semifinales de ida del torneo Guard1anes2020 han concluido, dejando resultados sorpresivos por parte de ambas llaves, pero de lo que queda como hecho es que Cruz Azul es el candidato número uno a la final del futbol mexicano.

Después de la goleada de 4-0 que dictaminó ‘la máquina cementera’ sobre los Pumas en el Estadio Azteca, la noche de ayer dejó en claro que están decididos a conseguir el título de liga que tanto se les ha negado en los últimos 23 años, siendo la final de invierno de 1997 conseguida ante León, la última ocasión que se levantaron como monarcas del futbol mexicano.

Los celestes consiguieron el marcador más holgado en eliminatorias de torneos cortos en la historia del club, siendo Robert Dante Siboldi el primer entrenador al frente de Cruz Azul en construir tal ventaja, dando un marcador que muy posible dé el pase a la final del torneo.

Foto: Twitter @CruzAzulCD

De forma estadística y dentro del historial, ningún equipo mexicano ha remontado en los últimos 24 años un registrado de goles tan alto en partidos de ida, incrementando las ventajas que tienen los jugadores de La Noria en la semifinal de vuelta.

Luis Romo, volante de los cementeros y autor de dos anotaciones en la victoria de anoche, es consciente del gran paso que su equipo dio en el más reciente enfrentamiento, pero tanto él como sus compañeros no dan por cerrada la serie, a pesar del marcador que trabajaron.

“Yo creo que no, (está definida la eliminatoria) debemos pensar en salir y buscar goles de visita porque si queremos llegar bien enfilados a una final tenemos que ganar”, respondió en plática a medios de comunicación.

Foto: Twitter @laaficion

El futbolista celeste y sus compañeros desean y trabajan para lograr ser el equipo número uno del Guard1anes2020, pero antes de lograrlo deben obtener la corona que buscan desde hace más de dos décadas. “Queremos ser campeones, tenemos hambre de ser campeones, buscamos ser campeones y cada partido lo jugamos como una final” concluyó.

Sus rivales, los universitarios, saben que todavía quedan 90 minutos de juego y que no están derrotados de forma completa, son conscientes de los errores que cometieron y confían en remontar su desventaja dentro del Estadio Olímpico Universitario, que será el escenario para el partido de vuelta.

Foto: Twitter

La remontado de cuatro goles es casi imposible para el cuadro felino, pero no todo se encuentra en contra para los pupilos de Andrés Lillini. Si Pumas consigue empatar el marcador global y no recibe gol en casa, estarían dentro de la final, esto por la posición conseguida en la tabla general, (segundo lugar auriazules y cuarta posición celestes) siendo el criterio de desempate.

“Remontadas ha habido muchas en el futbol, en 2015 Pumas iba perdiendo 3-0 la final, y en el juego de vuelta estuvo a nada de ganar; si ellos nos metieron 4 en su casa, nosotros podemos hacer 5 en la nuestra. No sé si alguien ha remontado un 4-0, esperemos ser los primeros, queremos dejar historia en el club” menciono Erik Lina, medio campista felino, en respuesta al manejo de juego de su equipo tras el partido de ida.

Andrés y jugadores entienden del mal juego que dieron, pero son fieles a su trabajo y rendimiento a lo largo de la campaña, argumento suficiente para hacerlos creer en la remontado. Pumas y Cruz Azul se encontrarán por tercera ocasión como rivales en todo lo que va el campeonato, solo que ahora y a diferencia de los últimos juegos, lo harán en el Olímpico Universitario, dónde la esperanza aún existe.

A %d blogueros les gusta esto: