octubre 27, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Barcelona A.d.M

Eterno rival del más grande de todos. Siempre dispuesto a aguar la fiesta como sea, Barcelona estaba diseñado como el equipo antagonista que le ponía el pie al Real Madrid cuando se pudiera en la Liga. Siempre como eterno segundón, era conocida la pequeña grandeza blaugrana, pero no tan “grande” como la del conjunto blanco. Con 104 años de antigüedad, el conjunto de Cataluña con jugadores como Rivaldo, Riquelme, Saviola y Kluivert firmaban la peor campaña del Barcelona en 40 años, todos ellos comandados por Van Gaal.

El Barcelona vivía para sufrir, pues durante 30 años, entre 1961 y 1991, sólo festejó dos ligas; aún hoy puede escucharse el mantra nervioso de los viejos hinchas: “Avui patirem”. Una Copa del Rey que el Dream Team de Cruyff le ganó al Real Madrid en 1990, es la representación de lo que era importante para el conjunto culé: Ganarle a los Blancos. Fue uno de los primeros conjuros contra el constante sufrimiento blaugrana: “Yo había ganado cosas muy importantes con el Ajax, Copas de Europa, pero aquello parecía ser algo más por el ambiente”, contó el holandés en el libro Palabra de entrenador, del periodista Orfeo Suárez. “Cruyff dejó los fantasmas en el armario”.

FOOT-1993 – COUPE D’EUROPE DES CHAMPIONS – COUPE D’EUROPE DES CHAMPIONS : BARCELONE – DYNAMO KIEV – FOOT-1993 – COUPE D’EUROPE DES CHAMPIONS – BARCELONE-DYNAMO KIEV – cruyff (johan)

De Europa, ni hablemos. Como si se tratara de una maldición que los sigue año con año, el equipo podía ir ganando 4-0 y cualquier aficionado del Barcelona podía decir: “Todavía falta, algo puede pasar”. Así perdieron en Benfica y en Bucarest, en el 61 y en el 86 respectivamente. Y eran felices conformándose pues mientras la Copa de Europa se le escapaban y las Ligas en España las ganaba el Athletic Bilbao y el Real Madrid, el Barcelona jugó seis finales de Recopa, claro, ganado cuatro y perdiendo seis.

F. C. BARCELONA – Barcelona, España – Temporada 1996-97 – Popescu, Vitor Baia, Fernando Couto, Abelardo, Luis Enrique y Guardiola; Ronaldo, De la Peña, Sergi, Ferrer y Figo – F. C. BARCELONA 1 (Ronaldo), PARIS ST. GERMAIN 0 – 14/05/1997 – Copa de Europa de Campeones de Copa, final – Rotterdam, Holanda, Feijenoord Stadion – El Barsa gana su 4º titulo de la Recopa

Siempre víctimas, reyes del fatalismo, las suspicacias arbitrales y un celo arraigado hacia la parcialidad blanca, la esencia blaugrana está diseñada para segundear todo el tiempo. El Cruyffismo, capaz de otorgarle un halo de esperanza y triunfalismo, le entrego la Copa que tanto anhelaba, en 1992. Y todavía con eso, en el 94 sumaba su final número 15 en 96 años de existencia, con una nueva derrota.

En el 2004, Messi jugo su primer partido de liga, y en el 2005, su primer súper clásico con siete derrotas de diferencia. Ahora dominan el palmarés por un triunfo más, quince títulos de diferencia y el dominio total de casi dos décadas en Liga y Copa. A partir del 2003, el Barcelona nos acostumbró a enaltecernos cada temporada, ganando lo que se le pusiera enfrente. No existía bajo ninguna circunstancia, aquella malaria derrotista que parecía desaparecer con el crecimiento de Messi, Pique, Alba y Busquets, la consagración de Puyol, Iniesta y Xavi, o los grandes fichajes de Eto, Rakitic o Suarez.

El Sextete del 2009

Hasta que llego la tarde en Anfield. Ahí, los catalanes se enteraron que están muy alejados a su historia, sus raíces, pero sobretodo, a sus valors. Ahí, aparecieron los fantasmas que alejaron al Barcelona del triunfalismo que nació con el “Guardiolismo Cruyffiano” y lo acercaron al sentimiento victimario que perduro en la entidad catalana por más de cien años.

La debacle de Anfield

¿Cuál es la verdadera esencia del Barcelona? ¿El Barcelona Antes de Messi o la sociedad triunfalista en la que se convirtió con Lionel?

A %d blogueros les gusta esto: