octubre 24, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

La NFL anuncia nuevas medidas sanitarias

La NFL ha hecho oficial la prohibición de las porristas, mascotas, reporteros y todo personal que no sea indispensable en el campo, durante la temporada 2020. La decisión final fue tomada en conjunto por la liga y la Asociación de Jugadores, como parte del protocolo sanitario para evitar la propagación del COVID-19.

Las medidas del protocolo sanitario en el campo también incluyen la limitada interacción entre el cuerpo técnico y jugadores, la prohibición del usual intercambio de jerseys y apretón de manos después del partido, la constante sanitización tanto de los asientos, como de los balones utilizados en el juego y una rigurosa higiene en el uso de toallas y bucales de cada jugador. Los Dallas Cowboys mencionaron que aunque las porristas estén prohibidas, se permitirá que las vaqueras animen en los juegos, pero desde la zona del touchdown, más allá de los postes de gol de campo.

Pese a la crisis originada por la pandemia mundial, aún se planea continuar con la temporada de manera normal el próximo 10 de septiembre, agregando cada vez más medidas para regular la propagación del virus, según sea pertinente. El pasado 21 de julio se hizo pública la cancelación de todos los juegos de pretemporada como medida preventiva, tal como había exigido previamente la Asociación de Jugadores, además de recortar el personal de cada plantilla a 80 en lugar de 90 jugadores.

“Mientras que este año siempre será definido por una pandemia mundial desgarradora y un movimiento de justicia social transformador, dichos acontecimientos me recuerdan lo tenaz y resistente que es el espíritu de nuestro país, la NFL y principalmente ustedes, los más grandes fanáticos de todo el mundo”. Roger Goddell, comisionado de la NFL.

Subsecuente a ello, algunos equipos han hecho público su deseo por prohibir a los fanáticos en sus respectivos estadios, tal como los Jets y los Giants, ya que Nueva York es una ciudad bastante concurrida y la probabilidad de contagio sería muy alta, a pesar de regular la entrada para albergar un porcentaje menor de aficionados de lo que permite el MetLife Stadium usualmente.

Otros han extendido el tiempo de espera para permitir que las personas puedan ser partícipes de los partidos, como los Patriots, quienes se han mostrado afines con la idea de permitir fanáticos en las gradas, no obstante, han optado por no albergarlos hasta después del mes de septiembre, tras consultarlo previamente con la Junta Asesora de Reapertura del estado de Massachusetts. La idea original era albergar a 13 mil aficionados, equivalente al 20 por ciento de su capacidad. El equipo ya contaba con medidas preventivas previas.

Por último se encuentran los jefes de Kansas City, que albergarán a 16 mil aficionados equivalente al 22 por ciento de su capacidad. Las entradas para los primeros tres juegos como local, estarán en venta a partir del 24 de agosto y se otorgará prioridad a los que cuenten con la compra anticipada del ticket de temporada. El equipo mencionó que aún mantienen pendiente la venta de los próximos cinco partidos en el Arrowhead Stadium en caso de algún cambio en el protocolo sanitario.

Parte de las medidas sanitarias en el estadio de los Chiefs son semejantes a las del Gillette Stadium, entre ellas, el uso obligatorio de cubre bocas en todo momento, excepto cuando los aficionados coman o beban, y en adición, se proveerá a cada aficionado de un cubrebocas conmemorativo, previo al partido.

A %d blogueros les gusta esto: