octubre 29, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

La sentencia será en el Bernabéu

El Clásico de ida de las semifinales de la Copa del Rey, terminó con empate entre FC Barcelona y Real Madrid en el Camp Nou, dejando asi todo abierto para la vuelta en el Santiago Bernabéu.

No mucho tuvo que esperar el Madrid para ponerse arriba en el marcador ya que al minuto 6’ con un gran arranque del conjunto blanco llegaba el gol de Lucas Vázquez, mientras que Malcom empataba el encuentro para un Barça que, como su rival, terminó fundido físicamente.

Al Madrid, de momento le vale el 1-1 del encuentro, ya que con el gol de visitante se encuentra con la punta de un pie dentro, pero nada está escrito aún.

Gracias al enfoque inteligente de Santiago Solari, el Madrid cobró ventaja en el primer tiempo, y protegió la portería al llegar la segunda mitad, haciendo que su equipo se defendiera con un 4-5-1 cuando el Barça buscaba, sin atino, el gol de la la remontada, pero al Barça jamás debes dejarle jugar y tocar la pelota, ya que lo que mas caracteriza al equipo “culé” es tener paciencia y poco a poco tocando el balón abrirse puerta de cara al Gol. Y fue lo qué paso en una jugada de Luis Suárez , desde una posición extremadamente difícil, el uruguayo se saco un espectacular disparo que eatrelló en el poste, pero la jugada no acabó en ese momento ya que el rechace lo recogió Malcom, que al disparar a portería tocó ligeramente en Carvajal, y Sergio Ramos lo dejó pasar pensando que iba a fuera, de esta forma el Barcelona acabó empatando el partido.

Finalmente pasó lo que todos creíamos Messi NO se quedó en el banquillo, y tuvo la oportunidad de estar media hora en el terreno de juego como revulsivo que, no obstante, no fue tal. Y aún que sabíamos que no veríamos al Leo de siempre, el equipo cambió su cara y fue amo y señor absoluto del campo durante la segunda mitad.

Leo se reservó para hacer un par de jugadas, pero el que se llevó la gloria fue el jugador que entró en el 11 titular sustituyendo al astro argentino: Malcom, el mejor jugador junto a Arthur Melo y Nelson Semedo.

El Madrid vuelve a ser el Madrid

El Madrid desde que inició el año ha mostrado otra faceta de la mano de un joven de tan solo 18 años Vinicius Jr, quién estuvo muy activo además de ser único jugador que ofreció algo diferente al juego.

El conjunto del Madrid tuvo al menos 4 oportunidades claras de gol; una de la mano de Toni Kroos, otras dos por parte de Vinicius Jr, y una más de Benzema pero lo cierto es que la segunda parte fue claramente blaugrana. Sólo que la barrera blanca que se dedicó a defender y esperar el contraataque privaron al equipo culé de la remontada, a la que están obligados, de nuevo, para la vuelta.

Lo qué pasó en el partido…

El Real Madrid anuló la habitual presión alta del Barça, el equipo de Santiago Solari supo cómo frenar a un Barça que sin su jugador estrella salió a repetir aquella proeza del 5-1 en liga del mes de Octubre del año pasado, con una marca casi individual y muy adelantada, lograron hasta dos ocasiones en seis minutos y la segunda la convirtió en gol de Lucas Vázquez, anticipándose a Lenglet para rematar de primeras la asistencia de Karim Benzema, y así fue como los merengues tuvieron 20 minutos de continuidad en ataque buscando el 2-0.

El Barça, impreciso e incómodo, daba la sensación de llegar tarde a cada acción, pérdidas continuas de balón por la presión del equipo blanco, y tanto era el desajuste y desorientación del equipo catalán duntante la primera parte que estuvo apunto de llegar el 0-2 del Madrid y hasta el 0-3, pero para la suerte del Barça contaban con Marc-André Ter Stegen en la portería.

El Barça se fue acomodando a medida que el Madrid aflojaba en su intensa presión inicial. La banda derecha sin duda alguna fue la mejor, con Nelson Semedo desatado en defensa y en ataque, y con Malcom acertado en el desborde aunque no en el último pase lograron poner de cabeza a Marcelo. Por la izquierda, Philippe Coutinho estuvo perdido, casi sin presencia, y dejó a Suárez muy solo.

Keylor Navas tuvo trabajo aún que uno pensara que no, ya que le detuvo un mano a mano a Malcom, en una acción anulada por fuera de juego que MUY SEGURAMENTE el VAR hubiera dado por buena de llegar el primer gol del conjunto blaugrana . Después llegó el remate a portería de Pique con la cabeza y Rakitic también envió un tremendo diaparo al larguero, fue la mejor ocasión para un Barça que fue de menos a más.

La revolución llegó con la entrada de Messi en el minuto 64, al mismo tiempo que entró Gareth Bale por el joven eléctrico y motivado Vinicius Jr. El partido ya estaba igualado en el marcador, y más blaugrana que blanco en cuanto a juego, el ’10’, pese a no estar a tope a nivel físico, hizo retroceder al Madrid y logró que el equipo se encerrara más en un zona.

¿Será normal que los equipos hoy en día le teman tanto al 10 del Barcelona?

Y aún que es cierto que Messi no fue decisivo, entró a revolucionar a su equipo y darle más confianza.

Así que todo se dirá el próximo 27 de febrero en el Bernabéu, dónde muy seguramente veremos aún Barcelona más sólido recuperando a dos de sus jugadores Demebélé y un Leo Messi más fino de lo normal.

A %d blogueros les gusta esto: