octubre 21, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

La solución siempre estuvo en casa

Foto: Club Pumas

“Pumas es canteranos, jugadores mexicanos acompañados con buenos extranjeros”, inicio con palabras de Jesús Ramírez porque hablare de la buena racha que llevan los Pumas de Ciudad Universitaria, una racha que no se veía desde el Clausura 2011, donde ligaron 11 juegos invictos y donde se coronaron campeones por última vez.

A unas horas de que iniciara el torneo Guard1anes2020, el equipo auriazul se quedaba sin entrenador, Michel González decía adiós a los felinos y los dejaba a la deriva para el nuevo torneo, motivo suficiente para que la directiva tomara una decisión apresurada y de riesgo.

Los nombres sonaban y los rumores crecían, Jesús Ramírez, Presidente Deportivo del Club tuvo que optar por la mejor elección para los del Pedregal, Andrés Lillini quien era el entrenador de las fuerzas básicas de los felinos, levanto el pecho para defender al club contra las balas que salían disparadas del nuevo torneo.

Lillini fue la decisión acertada, apresurada, pero acertada y segura, Pumas se encuentra en segunda posición de la tabla general con 16 unidades, con 15 goles a favor y recibido 7. Mucho mejor que el torneo anterior donde se disputaron diez fechas y se consiguieron solo 15 puntos, resultados sí se están dando. Lillini y su colega Israel López supieron armar un cuadro perfecto para enfrentar a sus rivales. Las palabras con las que iniciaba el texto son las claves de los universitarios: canteranos, jugadores mexicanos y buenos extranjeros.

Foto: AS México

La seguridad en la portería, Alfredo Talavera tiene experiencia, posee liderazgo, tiene reflejos y transmite confianza a sus compañeros, ahí empieza todo, con una defensa sólida, la central que se ha reforzado gracias a la buena comunicación que su entrenador les ha transmitido.

Ahora tenemos el ataque, Carlos Gonzáles que viene de hacer las cosas bien desde hace mucho tiempo, recuerdo en un partido de Pumas contra Toluca del Clausura 2019 donde la afición felina gritaba y elogiaba al paraguayo: ¡Todo al pelón!, todos sabían que el era referente de CU, la efectividad de gol se encontraba con él, lo que faltaba para consolidar el ataque era encontrar un buen compañero, pues Lillini y directiva encontraron en el argentino, Ignacio Dinneno el compañero perfecto, solo era cuestión de tiempo, el jugador ya era goleador del cuadro universitario desde el torneo pasado, pero la cancelación a causa de la pandemia interrumpió su ritmo.

El del Rosario y González acumulan 10 anotaciones juntos de las 17 marcadas, efectividad que convence a la afición y que los ilusiona para pelear por el título. Debo admitir que no esperaba ver a un Pumas con toda la seguridad y funcionamiento certero que han presentados, los resultados hablan, son el único equipo invicto en todo el torneo, cuatro partidos ganados, cuatro partidos empatados y cero con derrota. Si continúan con este paso, podrían romper su récord de once juegos invictos que consiguieron en el Clausura 2011.

Si lo que Lillini dijo en conferencia de prensa después de su victoria ante Puebla la jornada anterior, es verdad, hará que el club se refuerce internamente: “el que este mejor juega, manera de respaldar la competencia interna si no hacen el esfuerzo no lo voy a poder poner”, suficiente para motivar a todos los jugadores para conseguir un lugar.

Los canteranos son un fuerte elemento que ayuda al equipo, el entrenador ya los conoce y sabe de sus capacidades, derivado en consecuencia de los pocos recursos económicos que cuenta Pumas por la pandemia que afecta a todo el mundo, eso y que se encuentra en crisis desde hace algunos años, hace que se refuercen de sus fuerzas básicas, algo que deberían hacer siempre todos los equipos.

La filosofía de Pumas se puso en práctica y con éxito, dar oportunidad a la cantera, decisión congruente, inmediata, lógica y acertada, tal vez nadie se acuerde de Míchel ahora, al contrario, dan las gracias de los nuevos cambios y de los resultados mostrados. Ojo, el calificar en los primeros cuatro para la UNAM ya es un logro, pelear por el título contra los cinco candidatos favoritos es otra, pero en mi opinión sí están para pelearle a dos o tres.

A %d blogueros les gusta esto: