octubre 26, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Liverpool intentará levantar la Champions a 14 años del Milagro de Estambul

Por: Alan Lara

•En el año 2005, Liverpool y Milan protagonizaron una de las finales más extraordinarias en la historia de la Champions.

Éste sábado 1 de Junio, el Wanda Metropolitano será testigo del nuevo campeón de la Liga de Campeones, cuando reciba a Liverpool y Tottenham en la gran final de la Champions League. Los ‘Reds’, buscarán levantarse del duro golpe que sufrieron en la final pasada y repetir lo conseguido en 2005 ante el Milan.

La final del Champions del 2005, quedará marcada por la eternidad en el mundo del futbol, pues se recuerda cómo una de las finales más dramáticas en la historia del balompié. El 25 de mayo del 2005, la cancha del Estadio Ataturk, fue testigo de un hecho único. El Milan, lo ganaba en la primera parte 3-0, el conjunto de Rafa Benítez, se fue abajo en 45’ minutos y la hazaña lucia casi imposible.

Un gol de Paolo Maldini y un doblete de Hernán Crespo, le habían puesto fin a las aspiraciones de los ‘Reds’, el encuentro estaba prácticamente definido y a favor de los italianos.

“Con el 3-0 en el descanso me veía llorando hasta el final del juego”, comentó Steven Gerrard.

Pese al marcador momentáneo, los ingleses saltaron al terreno de juego para disputar la segunda parte con el chip completamente renovado. Con un gol al minuto 54’, Steven Gerrard acortó distancias, para darle paso al checo Vladimir Smicer quien marcó el segundo y puso a los ‘Reds’ a un solo tanto de hacer lo imposible. Fue Xabi Alonso, quien de forma dramática logró el empate y obligó al encuentro al alargue para después concluir en la tanda de penales.

Con el drama y el nerviosismo a flor de piel, Jerzy Dudek, se inmortalizó en la historia del Liverpool.

El guardameta polaco, terminó con las ilusiones del Milan, al detenerle un penal a Andrea Pirlo y Andriy Shevchenko que llevó a los ‘Reds’ a levantar la ‘orejona’ ante la mirada perenne del mundo entero. Así fue como el Liverpool consumó la victoria y consagró el llamado “Milagro de Estambul”.

A %d blogueros les gusta esto: