noviembre 24, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Liverpool sufre en la remontada ante el Sheffield United.

En un partido sufrido, el equipo de Klopp terminó ganando 2-1 con goles de Firmino y el recién llegado Diogo Jota.

El Liverpool recibía en Anfield al equipo del Sheffield United, para disputar el partido correspondiente a la jornada 6 de la Premier League, buscando recomponer su camino en el torneo tras venir de una dolorosa derrota de 7-2 ante el Aston Villa y un empate contra el líder de la competencia, el Everton.

Jurgen Klopp sabía de la importancia de este partido, por lo que mando todo su arsenal para sacar los tres puntos en casa, pero no contaba con un buen planteamiento por parte del Sheffield y comenzaron perdiendo el partido.

Las acciones comenzaron al minuto 11′ cuando se marcaba una falta fuera del área sobre el delantero del United, que el VAR más tarde lo convertiría en penal. Al minuto 13′ Berge concretaba la pena máxima para poner el primero en el partido y estar dando la sorpresa en Anfield.

El equipo de Chris Wilder supo retener al potencial equipo del Liverpool en casi todo el primer tiempo, pero al minuto 41′ vino la respuesta de los ‘Reds’, de la mano de Roberto Firmino, el brasileño puso el primero para su equipo y para él en la temporada tras rematar un rebote que dejó el portero Ramsdale.

Tras haber empatado el partido, en los minutos finales buscaron remontar el marcador antes de finalizar la primera mitad, pero no tuvieron puntería y se fueron 1-1 al descanso.

La segunda parte del encuentro comenzó con un Liverpool tirado al frente intentando ponerse adelante en el marcador, fue hasta el minuto 62′ cuando en un centro filtrado Salah tomó el balón para marcar lo que sería el segundo gol para el equipo, pero el VAR, más tarde anularía esta anotación por fuera de lugar.

Pero minutos más tarde Diogo Jota ahora si marcaría de cabeza tras un centro de Radio Mané, para poner el segundo y definitorio del partido y quedarse con los tres puntos.

En los minutos finales Sheffield intentó empatar el partido pero con muy poca contundencia, Salah también tuvo una oportunidad clara de gol quedando mano a mano contra el arquero del Reino Unido, pero el balón quedo en el poste y se perdió la oportunidad de marcar el tercero de la noche.

Liverpool se quedó con los tres puntos, colocándose momentáneamente por debajo del líder Everton, mientras que el Sheffield United se queda con un punto en la parte baja de la tabla.

A %d blogueros les gusta esto: