noviembre 25, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Los Angeles Rams v.s Chicago Bears, el cierre de la semana 7 en la NFL.

Un partido que daba mucho de qué hablar, e incluso, se presumía con un “aroma a playoffs”, Jared Goff y sus Rams (5-2) superaron 24-10 a Nick Foles y los Chicago Bears (5-2),quien desde un inicio sucumbieron ante una ofensiva muy fluida del equipo de Los Angeles.

Los números.

Mucho se comentaba si los Bears gozaban realmente de una calidad de juego a la par del récord anterior (5-1) que ostentaban, cifra que los colocaba hasta ese momento como líderes en la NFC Norte, sin embargo, poco pudieron hacer desde el inicio del partido ante los Rams.

Foles completó 28 de 40 envíos para un total de 261 yardas y 2 intercepciones, es importante mencionar que en todo lo transcurrido de la campaña regular ningún quaterback de Chicago ha lo grado pasar la barrera de 300 yardas, por otra parte, el juego terrestre tampoco dio demasiado de qué hablar, mucho tiene que ver la línea ofensiva que no pudo contener el feroz ataque de los Rams que tanto por aire como por acarreos cerraban los huecos y frenaban el ataque ofensivo.

En la escuadra local los Rams, superaron en todo sentido: 1ras oportunidades, posesión y yardas totales. La defensiva liderada por Aaron Donald bloqueó constantemente todos los intentos del equipo visitante y mantuvo una presión permanente dentro de la bolsa de protección para el mariscal y corredores rivales.  Jared Goff se mantuvo constante durante todo el partido, para un total de 219 yardas y 23 envíos completados de 33 que, si bien no son números espectaculares, fueron suficientes para salir con la mano en alto en este Monday Night Football.

El juego.

Desde el inicio el ataque de los californianos dio mucho de que hablar, ya que se mantuvieron constantes durante todo el partido, abriendo el marcador con un pase de 4 yardas a Josh Reynolds de Jared Goff.

En el 2do cuarto solamente vimos goles de campo por parte de ambos equipos, Cairo Santos con 42 yardas para los Bears y Samuel Sloman de 22 yardas para los Rams.

Por tierra Malcolm Brown obtuvo un touchdown después de un acarreo de 1yrd después de un drive de 55 yardas y 7 jugadas, para después continuar con el liderazgo gracias a un pase de 12 yardas a Gerald Everett.

En el último cuarto del partido Eddie Jackson recuperó un balón suelto para llevarlo hasta la línea de anotación, con lo cual conseguirían el único touchdown por parte de la escuadra visitante, a falta de anotaciones por parte de la ofensiva.

Sin duda, esta derrota es la oportunidad perfecta para Chicago Bears de poner los pies sobre la tierra acerca de su situación real en la NFL, y que, a pesar de iniciar aparentemente con el pie derecho, es muy pronto aún para pensar ya en los playoffs y están a tiempo de hacer ajustes para seguir como contendientes a la siguiente fase.

A %d blogueros les gusta esto: