octubre 23, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE

“Webster, Worcester y Bouvier, todos definen al ciudadano como una persona que en los Estados Unidos tiene derecho a votar y a ocupar un cargo público. La única pregunta que queda ahora por formular es: ¿Son personas las mujeres?”
Susan B. Anthony

Una lucha de toda la vida, que comenzó con derechos igualitarios y un trato de equivalencia entre hombres y mujeres, tiene un avance en el mundo con el desarrollo de ligas y torneos femeninos de futbol.

La pelota es pareja con todos; nunca distingue de altos, flacos, chaparros, gordos, negros o blancos. Menos se fija si es primer mundo o tercero. Por lo tanto, no debería de sorprendernos que incline su circunferencia para darle oportunidad a las mujeres de disfrutar el deporte más hermoso del mundo.

A más de dos años de ponerse en marcha, la Liga MX Femenil, se ha convertido en un hueso incómodo. Por un lado, la sorpresa de ver mujeres jugando de forma profesional, abrió caminos para aficionados y profesionales del rubro, pues por fin, después de 90 años de existencia, la Federación daba el apoyo que el futbol femenil requería. Tan así que el torneo no ha quedado a deber en calidad y talento, razón por la que cada vez es más común presenciar una buena cantidad de aficionados en los estadios.  

Sin embargo, es constante escuchar que directivos del futbol mexicano, se quejan de los altos costos que les genera y las bajas ganancias que obtienen por el uso de instalaciones semivacías, traslados y vestimenta para las mujeres. Se entiende, al final el futbol es un negocio. En realidad, lo difícil es impactar en la idiosincrasia machista del aficionado mexicano, capaz de hacer menos cualquier cosa que haga una mujer, aunque sea futbol.

Los pasos de crecimiento, han sido lentos pero concretos. La liga ha pisado fuerte pues según datos del sitio web oficial de la Liga MX Femenil, luego de 11 jornadas en el presente torneo Clausura 2019, la asistencia ha sido de 135,721 espectadores. Es decir, un promedio de 12,338.27 por jornada.

En datos encontrados en el mismo portal, durante la fase regular del Apertura 2018 se registraron 250,304 aficionados asistentes a los partidos de la liga femenina en México, por lo cual, distribuido entre las 18 fechas que componen esta etapa del certamen, genera un promedio de 13,905.77 espectadores por jornada, una cifra más alta que la actual.

El éxito de la Liga Femenil, se marcó en aquella final de clásico regio, donde Rayadas de Monterrey y Tigres Femenil llenaron los estadios de ambos clubes con casi 90 mil espectadores; este hecho puso a la Liga MX Femenil, como líder de asistencia internacional a nivel de clubes.

Ayer, el Club León provoco las sonrisas de millones de twitteros, cuando nos enteramos de que la entrada para el partido que les corresponde en la liguilla rosa, seria pagada por los jugadores del varonil. Este tipo de guiños no solo engrandecen al club como organización, teniendo en cuenta que los objetivos se logran en conjunto. Engrandecen a los jugadores con un gesto de apoyo que debe engrandecer de la misma manera, a la misma sociedad guanajuatense.

Pero, sobre todo, este gran detalle debe poner el ejemplo a los otros 17 equipos, para entender que en los éxitos como en los fracasos, en la vida y en el deporte, estamos hechos para vivir hombres y mujeres de la mano, hasta que la muerte nos separe

A %d blogueros les gusta esto: