octubre 23, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

JAVIER Y RAUL


Que mal se ponen las cosas, cuando se habla de ustedes. Hace 14 años, nos quejábamos de la falta de goleadores en selección, pues Borgetti iba a la baja, lo mas fuerte era el Kikin Fonseca y nos vendían al argentino Guillermo Franco, como la salvación a nuestros problemas en la definición de cara al marco rival. Y luego, ¿Que paso?. Nadie entiende y posiblemente no entenderemos, la fortuna y la gran oportunidad de tener por fin, a dos goleadores mexicanos en Europa. 

Javier, cada día mas cercano al retiro como seleccionado, rompiste los récords que has querido, y te posicionaste como el mejor en todo. Se te exige demasiado, pues perteneces a una sobria camada de jugadores que prometio mucho y no cumplió en nada. Pero tu te cueces aparte, como en su momento se coció don Rafa Marquez. Tu la rompiste en Old Trafford, en el Bernabéu, en la liga alemana y regresaste a la Premier, para reclamar tu lugar como uno de los mas efectivos de la historia en Inglaterra.

Y tu Raul, venciste tus miedos en las bancas del Benfica y el Atleti, calaste hondo en Wolverhampton y estas teniendo una maravillosa campaña en la misma liga, donde la vara alta la puso, don Javier Hernandez. Y seguro la vas a romper, porque tienes temple, ambición, temperamento y mucha técnica, con la misma habilidad para recibir la pelota, como para correr con ella. Tu futuro es promisorio, y gusto de ver tu evolución como futbolista, pero apenas pagaste el derecho de piso y es momento de despuntar.  Nada más, te acabas e convertir en el jugador mexicano más caro de la historia.

Con una sinergia y sincronía correcta, podrían (junto con Hirving Lozano) formar uno de los tridentes mas poderosos del seleccionado mexicano. Hay quien cree, que no pueden jugar juntos. Mentira total. Si alguien se ha tenido que acomodar a los centros delanteros como Javier, es precisamente Raul. EL infortunio para el novel jugador queretano, es abandonar la labor en la definición, para convertirse en un asistido. Pero vaya lujo¡¡, Jimenez se convertirá en un imprescindible de la selección mexicana, siempre que desee aportarle todo el talento que derrocha desde su debut.

Mientras Hernandez, podrá seguir callando bocas y afianzar una leyenda que se ve complicada de opacar, pues quien le critica, no es capaz de meter gol con una botella de chaparrita. Y el legado que debe cumplir, es llegar a Qatar como referente, líder y como ejemplo a seguir, pues la característica especial de Chicharito, es saberse mentalmente superior para todo lo que se propone.

Y para el aficionado, no quedas mas que dejar de comparar y empezar a disfrutar.

A %d blogueros les gusta esto: