octubre 26, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Los Apuntes del Profe

La Revolución Tricolor

Carlitos, era un constante convocado a selecciones inferiores. Con una capacidad extraordinaria para desmarcarse dentro del área, fue seleccionado por Jesús para formar parte de un equipo histórico. El 16 de septiembre del 2005, debuto oficialmente con la playera verde y lo hizo anotando gol; quince días después, no solo se colgó la medalla de campeón del mundo, también obtuvo el “Botín de Oro” que lo acreditaba como máximo goleador en el certamen.

Carlos Vela recibía el Botín de Oro en Perú 2005

Tras este episodio, se convirtió en el jugador mexicano más joven, en fichar de manera oficial por un club europeo. En la selección absoluta, Carlos debuta el 12 de septiembre del 2007 y anota su primer gol en octubre del mismo año. Tras 88 partidos y 25 goles, cuatro títulos oficiales (todos con la playera verde), dos mundiales, seis distinciones individuales y el reconocimiento mundial por su participación en la Real Sociedad y en Los Angeles F.C., es juzgado como traidor a la patria, por negarse (por segunda vez) a jugar con la Selección Mexicana.

Javier se repuso de quedar fuera de Mundial Sub 17 de Perú, por una lesión. Decaído y sin disposición de seguir jugando al futbol, encontró en su familia, la motivación suficiente para seguir adelante. Debuto con la playera tricolor, de forma oficial, en el Mundial Sub 20 de Canadá. Con la mayor, “Chicharito” jugo sus primeros 25 minutos como seleccionado, en el 2009. No fue, sino hasta febrero del 2010, que Javier anotaría sus primeros dos goles, además de convertirse en el campeón de goleo de la liga mexicana.

Javier logro su cuarto gol en mundiales, en Rusia 2018.

Tras este episodio, se convirtió en el primer jugador mexicano en fichar de manera oficial por el Manchester United. Con un crecimiento importante en los Red Devils, jugo con el Real Madrid, el Bayern Leverkusen y el West Ham United, clubes con los que, además de Chivas, acumulo 203 goles en 406 partidos (promedio de un gol cada dos partidos). Diez títulos oficiales, 19 distinciones individuales, octavo goleador mexicano de todos los tiempos, 51 goles, cuatro de ellos en tres mundiales (anotándole a Argentina y a Francia, que lo ponen como máximo goleador de México en la máxima justa), lo colocaron como el líder de anotaciones con el combinado nacional y solo está por debajo de Hugo Sánchez, para ser el mejor goleador mexicano en Europa. Actualmente, es juzgado como traidor a la patria, por negarse a jugar con la Selección Mexicana.

Héctor era un chico con mucho futuro, pero siempre fue relegado de los equipos en los que estaba. Después de transitar por tercera y segunda división, el Pachuca lo debuto en primera división en julio del 2011. Tras ser reconocido como el novato del año de la liga, Herrera fue convocado para jugar el Torneo Esperanzas de Toulon en el 2012, evento que le sirvió para formar parte del equipo olímpico en Londres. Debuto con al mayor en octubre del mismo año, y fue convocado para disputar los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018.  En su palmarés como seleccionado, cuenta con el trofeo francés y la medalla de Oro Olímpicas. Ningún equipo mexicano lo había logrado.

Héctor, recibió el premio al mejor jugador del Esperanzas de Toulon en 2012

Tras este episodio, se convirtió en el jugador mexicano más caro de la historia, tras fichar con el histórico de Portugal, F.C. Porto. El oriundo de Rosarito, Baja California, es el tercer jugador extranjero con más juegos en la portando la playera del Dragao. Con 34 goles y 24 asistencias en 236 partidos, portando el gafete de capitán en las dos últimas temporadas. Con seis títulos en la espalda, otras seis distinciones individuales, y un fichaje para otro equipo grande, actualmente, es juzgado como traidor a la patria, por negarse a jugar con la Selección Mexicana.

Ellos tres son (a consideración de un servidor) los únicos jugadores que no le deben nada al combinado nacional. No le deben nada a la afición, no le deben nada a la prensa y simplemente, como seres humanos, están en su derecho de tomar las decisiones que consideren, ideales para su carrera, para su vida laboral o su vida personal.

Hace muchos ayeres, la Selección Mexicana se convirtió en un negocio y no en una representación nacional. Los dueños de los equipos, hacen mercado con jugadores, técnicos y playeras, a costa de los mismo aficionados; tienen de socios a las televisoras, periódicos y portales de internet que consienten y castigan, elevan y degradan a cualquiera que vista la remera verde, sea cual sea la situación. Dentro de esta misma fiesta, los que se alinean son héroes nacionales y los que se quejan son sometidos a un aquelarre. Cuando los seleccionados se dejan de comportar como dioses y se acercan al mundo terrenal, son violentados por toda la sociedad. Así le paso a estos tres y nadie salió a dar la cara por ellos.

Son Humanos, ojalá lo entendamos.

A %d blogueros les gusta esto: