octubre 30, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

¿Los vamos a extrañar?

Ya sea por la edad, por baja de juego o porque nos estamos haciendo viejos los aficionados; las selecciones a lo largo del planeta han comenzado a cambiar los nombres que comúnmente estábamos acostumbrados a ver, pasó en Alemania, Holanda, España, Argentina, Chile, Brasil y ahora comenzará en México.

Todas la selecciones que hemos mencionado habían logrado algo importante, Alemania campeona del mundo, Holanda subcampeona del mundo y tercer lugar, España campeona del mundo, Argentina subcampeona del mundo y de dos Copas América, Chile bicampeón de Copa América, Brasil campeón de la Confederaciones y México…. bueno ¿y México?

En otras selecciones luego del recambio generacional vinieron críticas y tropiezos, estos por supuesto eran de esperarse y ninguna de las selecciones que ha hecho el recambio, ha terminado de convencer a la afición que cambió la euforia de celebrar triunfos y campeonatos por aguantar derrotas y fracasos. México, como siempre, es especial; es una selección que no es Top10 mundial, pero se le exige como una; que en CONCACAF es gigante, en CONMEBOL podría rondar entre el Top 3 y Top 5; pero fuera de eso, México no logró nada con la generación que hoy se va.

Se extrañará la clase y el estilo de juego de Carlos Vela, que por mucho es el mejor jugador de la generación de Perú 2005; pero fuera de él, los otros tres jugadores que no vinieron por permiso o castigo (Hernández, Herrera y Corona), no han sido en selección ni la sombra de lo que son en sus clubes.

Chicharito no logró convencer a la afición de ser el mejor delantero en la historia de la selección ni rompiendo el récord de goles, ya que más de la mitad de sus goles han sido en juegos amistosos, quedando muy lejos de Jared Borgetti y Cuauhtémoc Blanco, los dos máximos anotadores de la selección en juegos oficiales y que además siguen estando un peldaño arriba de Hernández en cuanto al cariño de la afición se refiere.

Héctor Herrera sólo aparece cada cuatro años en un buen juego de Copa del mundo con la selección nacional, se le agradece porque fue uno de los mejores en aquel histórico 0 – 0 ante Brasil en 2014; pero más allá de eso, si su retiro es oficial, no hay mucho que no pueda hacer otro jugador con más garra.

De Corona, la mención como sus buenas actuaciones en la selección, es efímera; no ha logrado consolidarse como el “10” de la selección, más bien parece que va tras los pasos de Gio Dos Santos.

De esta generación nos quedaremos con muchas cosas, entre ellas, las ganas de ver que México al fin diera el salto internacional; por lo cual si se llegan a retirar estos cuatro jugadores para siempre de la selección, podremos sentir mucho por ellos, pero extrañarlos, lo dudo.

A %d blogueros les gusta esto: