noviembre 23, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Pocos son los elegidos, él fue uno de ellos

Ya pasaron cuatro años de aquel trágico día en el que nos enteramos de la lamentable noticia de que el Hijo del Perro Aguayo había partido. Nadie lo imaginaba ni lo creía, pero una noche antes, en Tijuana, habías sufrido una patada en las cervicales que lo dejaría fuera de combate y de noción, la reacción de sus compañeros en el ring era de desubicación, no sabían qué era lo que estaba pasando y tampoco sabían lo que significarían esos segundos que estaban viviendo.

Se dio a conocer el resultado final y el mundo de la lucha libre se tornó gris, pues no únicamente había fallecido uno de los máximos exponentes del pancracio nacional, lo había hecho en un ring, haciendo lo que más amaba en el mundo.

Imagen relacionada

“El Perrito” debutó un 18 de junio de 1995 en el evento de Triplemania III en la esquina de su padre, ahí nació a la edad de 15 años una figura que dejaría huella imborrable en este deporte.

CMLL, AAA y su facción y empresa los Perros del Mal fue parte de donde marcó historia, quién olvida aquellas rivalidades con Místico, Cibernético o lo imponente que era escuchar el theme song de los Perros del Mal, las arenas vibraban, la gente se enfurecía, alababan y gritaban, todo con una sola frase: “¿Dónde están, perros?”, era un espectáculo aparte.

Resultado de imagen para hijo del perro aguayo vs cibernetico

Entre sus triunfos y campeonatos están muchos, pero el más importante haber vencido una enfermedad como lo es el cáncer, la cual lo mantuvo alejado un tiempo de los encordados y que lo hizo regresar con mayor fuerza y empuje.

Hace cuatro años se nos fue una leyenda, un ícono y un hombre ejemplar, arriba y abajo del ring, a veces sigue costando trabajo escuchar la canción de entrada y saber que el no va a salir, no estará físicamente pero siempre con nosotros y el legado que dejó.

Siempre lo recordaremos… Dios perdona, los Perros no.

A %d blogueros les gusta esto: