noviembre 24, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Todo el panorama de la WWE se transformó dentro de Hell in a Cell

Muchas superestrellas han pasado por la impactante estructura de Hell in a Cell, y la gran mayoría sale transformada, ya que una vez que atraviesas la estructura de metal, tu vida no vuelve a ser la misma.

La primer lucha tuvimos un drama total de familia, en la cual Roman Reigns y Jey Uso se encontraron por segunda ocasión con el título Universal de por medio, con el ingrediente extra de la jaula infernal, la cual estuvo de adorno, ya que se usó en muy pocas ocasiones, incluso hubiera bastado si solo hubiera sido la estipulación del primero que se rinda, pero los primos supieron contar una historia interesante, con un buen combate, donde Jey tuvo muy pocas ocasiones de ganar el campeonato, pero tal como su lucha del evento pasado, Roman Reigns destrozó a su primo y una vez más, vimos cómo Reigns abatió a los dos hermanos Uso para retener claramente el título Universal.

Elias y Jeff Hardy dejaron la historia inconclusa, ya que Jeff tomó la legendaria guitarra de Elias y la rompió en la espalda del rudo, declarando el combate en una descalificación a favor de Elias, pero sin duda alguna, estos dos tienen mucho que contar.

En la siguiente lucha, hubo otro elemento muy importante en juego, y no hablamos de un campeonato, sino el portafolio Dinero en el banco, el cual te da la oportunidad de retar a cualquier campeón durante un año, y sorpresivamente, The Miz se hizo de su segundo maletín ya que derrotó a Otis con la ayuda de Tucker, así es… una vez más, WWE decide separar a un equipo con la traición de por medio, algo que muy pocas veces funciona, pero esperemos el futuro individual de Otis y Tucker sea brillante. Por otro lado, es algo justo que The Miz tenga otra oportunidad titular, solo esperemos que la WWE sepa llevar bien su camino hacia la cima de la empresa.

Retribution, el grupo con el peor debut en la historia de la WWE, sigue con su historia bizarra contra Hurt Business, rudos contra rudos, lo cual tiene bastante confundidos a los fanáticos, y lo más extraño es que Retribution sigue quedando como un equipo débil, ya que no han conseguido una sola victoria en su camino por el elenco principal, y aunque el buen Slapjack tuvo una oportunidad titular contra Lashley, no pudo hacer gran cosa para hacerse del campeonato norteamericano y Hurt Business se quedó con el ring, una noche más. Las oportunidades de Retribution para ser un equipo importante se siguen diluyendo y si no empiezan a hacer un verdadero caos, pasará como un grupo más.

Sasha Banks y Bayley se robaron la noche, sin duda alguna este fue el combate del evento (y contendiente a ser de los mejores del año), ya que fue una historia muy bien contada, donde vimos a una Sasha hambrienta de revancha y a una Bayley que utilizó todas las artimañas posibles, usando sillas, mesas e incluso sables de kendo, pero nada fue suficiente para detener a “La Jefa” de ganar el campeonato femenil de Smackdown y con esto, se convierte en la tercer gladiadora “Grand Slam”, ya que junto con Asuka y la misma Bayley, son las únicas que han ganado en campeonato femenil NXT, RAW, Smackdown y el de parejas, un logro muy difícil de conseguir.. Ahora solo queda esperar si Sasha Banks puede conservar el campeonato por un tiempo prolongado, ya que siempre suele perderlo en su primer defensa.

Por tercer evento consecutivo, Drew Mcintyre puso el campeonato WWE en juego contra Randy Orton, una historia que se ha conservado por meses y después de dos intentos, el “Asesino de leyendas” logró conseguir su título mundial #14 en un combate con mucha agresividad y poca técnica, donde tenemos que reconocer al escocés por todo su esfuerzo por darle credibilidad y sostener a la compañía durante estos tiempos tan complicados, esperemos que McIntyre tenga una oportunidad más de ser campeón mundial, ya que ha dejado claro que puede estar en planos estelares por mucho tiempo.

Una vez más, la WWE nos entregó un gran producto de mucha calidad y deja la puerta abierta para tener nuevas historias, ya que se viene el último evento grande de los principales, y hablamos de Survivor Series, lugar donde los campeones de RAW, Smackdown y NXT se verán las caras una vez más y como pinta el panorama, tendremos un evento de mucha calidad luchistica.

A %d blogueros les gusta esto: