enero 20, 2021

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Los Spurs ganaron el Derbi del Norte de Londres, venciendo dos goles por cero al Arsenal en el Hotspur Stadium. Ambos equipos con situaciones en extremo contrastantes previas al partido. El conjunto de José Mourinho solamente se lamenta la derrota en primera jornada contra Everton; mientras que, los pupilos de Mikel Arteta sumarían su cuarta jornada sin poder vencer a su rival.

El partido tuvo un claro favorito antes del encuentro, Tottenham, que recibía a su rival en casa. No obstante, Arsenal ya logró sorprender en Old Trafford contra Manchester United jornadas atrás y dada la circunstancia histórica que rodea su rivalidad contra los Spurs, se esperaba un partido cerrado.

Una vez el oficial dio indicación para comenzar el partido, se notó la agresividad por parte de la defensa visitante y, sobre todo el deseo del entrenador español por romper la racha invicta de Mourinho como local ante Arsenal. Con tan solo unos minutos en el reloj, Aubameyang colocó la primer falta agresiva sobre Harry Kane que daría a Tottenham el primer disparo libre del partido. Eric Dier tomó el disparo, pero el balón superó el travesaño ampliamente.

Después se invirtieron las cartas, ahora fue Kane quien cometió una infracción de tiro libre que fue desperdiciado por el brasileño, Willian. Aquella jugada sirvió como píldora energética para el conjunto visitante, que no dejó de atacar y creyó en la posibilidad de salir victorioso.

Sin embargo, aquel ímpetu ofensivo drenó su energía de inmediato y sólo bastó un contragolpe bien ejecutado por parte de los Spurs para firmar el primer gol del partido, cortesía de un gran pase filtrado de Harry Kane hacia el surcoreano, Son Heung-Min, quien finalizó sin ningún problema con un gran cañonazo de derecha. Totenham se ponía adelante 1-0.

Heung-Min consiguió un gran impulso ofensivo después de aquella gran jugada, que no le pareció suficiente, después buscó otro disparo aún más lejano que el primero, desafortunadamente, la defensa se encontraba bien plantada en su zona; el salvador fue Rob Holding, quien logró sacar el balón antes del remate de Kane que hubiera aumentado la ventaja del Tottenham.

Los Spurs dominaron la primera mitad, tanto en defensa como en ataque, pues mermaron toda oportunidad generada por el Arsenal una vez cruzado el medio campo. Para un partido que pintaba mucho más entretenido, la cereza del pastel se colocó casi finalizada la primera mitad, esta vez el autor fue Harry Kane, quién ya había buscado su oportunidad con anterioridad y por fin logró marcar, gracias al pase preciso de Son Heung-Min. Tottenham lideraba 2-0.

Aunque Arsenal prometía más, se desinfló totalmente en la segunda mitad, haciendo fácil la labor del conjunto local, que no hizo más que jugar de manera conservadora para mantener la ventaja. La frustración de los ‘artilleros’ crecía conforme avanzaban los segundos y con ellos sus esperanzas de acercarse en el marcador, prueba de ello fue la falta de Granit Xhaka y unos minutos después se le unió el mediocampista, Alexande Lacazette.

Cuando el arbitro anunció el final del partido, la escuadra visitante por fin exhaló con gran alivio. Los Spurs dominaron de principio a fin y con esta, sumaron su séptima victoria de la temporada, para mantenerse líderes de la tabla. Mourinho continúa invicto como local contra Arsenal y Harry Kane sigue ampliando su record en el Derbi del Norte de Londres.

La siguiente semana enfrentaran al Crystal Palace que se encuentra onceavo en la clasificación. Arsenal, por otro lado, se verá las caras con el Burnley, que sólo ha vencido en una ocasión; quizá este sea el rival perfecto para romper su mala racha.

A %d blogueros les gusta esto: