octubre 26, 2020

Factor Cu4tro

Somos la revolución deportiva

Un nuevo camino para el TRI

Las sonrisas regresaron. Las ganas de volver a soñar, despertaron a cada aullido que emanaba del rectángulo verde de 90 por 120 , las cuatro veces que el balón entró a la portería. Si de por si las otras tres, ante Chile, fueron suficientes para creer que “Este es el bueno”, no dudo que ayer, varios sentían que Martino levantaba la copa en Qatar 2022.

Y no es por ser amargado, pero no por mucho exagerar, las cosas ya cambiaron. Aunque los conceptos futbolísticos y los argumentos estratégicos hoy son más apegados al entendimiento de todos los que amamos este deporte, México se vuelve a ilusionar con la llegada de Gerardo Martino a la banca tricolor.

Y se entiende que como fanaticos, algunos ya vieron un equipo más concentrado, más vertical, atrevido y ordenado. Pero sigue siendo el mismo equipo de siempre, pues las ideas nunca quedan claras a los diez dias. Hay que aplaudir que la selección busque un estilo de juego, un parado táctico que aproveche tanto recurso de calidad que existe actualmente y que el jugador entienda la necesidad de representar dignamente, la camiseta de la selección nacional.

Y es ahí donde radica la importancia de no extralimitar las emociones. El aficionado debe ser más consiente de lo que si puede entregar la selección y ahí es donde debe exigir en realidad, porque la selección no va a tener mejores resultados “de a deveras” hasta que se deje de priorizar lo comercial.

Una nueva filosofía, trae consigo una nueva esperanza, de la mano del Tata Martino. Y la esperanza siempre llega al cuarto partido. Este quien este.

A %d blogueros les gusta esto: