WWE NXT TakeOver Toronto: El futuro es ahora.

Antes del magno evento de la WWE, SummerSlam, tuvimos el PPV de la marca de desarrollo, NXT, el cual nos sigue dando evento tras evento una alta calidad de combates, ya que a pesar de que su cartelera no rebasa las cinco luchas, tienen tanto talento que no te pesa ver un combate de más de 30 minutos y sin duda este evento tampoco quedó a deber.

Entre lo más destacable está el combate de triple amenaza por el título Norteamericano entre Velveteen Dream, Roderick Strong y Pete Dunne, una lucha donde los tres gladiadores sacaron todo su arsenal para llevarse el campeonato, pero al final del encuentro, Dream aprovechó que Strong conectó su rompe espaldas a Dunne para rendirlo y así retener el campeonato, al igual que lo hicieron los campeones en pareja, Street Profits, los cuales vemos en segmentos tras bastidores de Monday Night RAW, los cuales pusieron los títulos en juego ante Undisputed Era, integrados por Bobby Fish y Kyle O’Reilly, los cuales a pesar de conectar con todo su arsenal posible, no fueron capaces de derrotar a Angelo Dawkins y Montez Ford, ya que gracias a la súper plancha sapito de Dawkins, lograron alzarse con la victoria y retener sus campeonatos.

Algo que podría ser un poco la “nota negativa” es el nivel que presentan las luchadoras de la marca amarilla, ya que en los dos combates que tuvimos de la división femenil, quedaron a deber tanto en lo luchistico como en el desarrollo de personajes. En el encuentro entre Io Shirai y Candice LeRae, se esperaba un lado mucho más agresivo de la nipona, y a pesar de que el desarrollo de su faceta ruda ha sido el correcto, falta demostrarlo un poco más en el ring, ya que su estilo ha cambiado en muy poco, por otro lado, LeRae mantiene un nivel de lucha bastante alto, incluso ejecutando mejor sus movimientos que la misma Shirai, pero sin duda se debe de trabajar mejor su personaje para que pueda despegar en la división femenina. Io Shirai salió victoriosa de este encuentro, aplicando un perfecto Moonsault con el cual la “genio del cielo” se llevó este encuentro.

Por otro lado, Shayna Baszler puso el campeonato femenino en juego ante Mia Yim, la cual ha ascendido poco a poco en esta división gracias principalmente al apoyo del público, pero sin duda alguna, este combate dejó mucho que desear ya que el ritmo fue lento por momentos y algunas movidas no fueron ejecutadas de la mejor manera, lo cual hizo eco en el público presente ya que fue la lucha donde se mantuvieron más silenciosos, pero a pesar de ello, el nivel mostrado no fue del todo malo y con su llave de sumisión, Baszler retuvo el título.

Es importante hacer mención de dos acontecimientos que ocurrieron fuera de las luchas programadas, por un lado, Matt Riddle apareció para lanzarle un reto a Killian Dain, el cual no ha parado de atacar a Riddle durante los programas de NXT, el irlandés se hizo presente pero el “Bro original” no esperó a que subiera al cuadrilátero y lo empezó a atacar, pelea que llegó hasta la entrada donde Dain azotó a Riddle en repetidas ocasiones, pero el rey de los “Bros” logró escapar acercándose peligrosamente al filo de la rampa, lo cual aprovechó la “Bestia de Belfast” para lanzarse contra él y de paso, llevarse un camarógrafo, cayendo sobre un par de mesas y quedando los tres fuera de combate. Otro suceso a destacar es la presentación de Austin Theory en el territorio NXT, Theory es el actual campeón de la empresa “Evolve” y les podemos asegurar que demostrará un gran talento en la marca amarilla.

Del evento principal solo se pueden hablar maravillas, ya que en esta tercera lucha titular entre Adam Cole y Johnny Gargano tuvimos todo lo que esperábamos y más. Parecía imposible que lograran superar lo demostrado en TakeOvers anteriores pero gracias a las estipulaciones de este combate nos entregaron mucho más de lo esperado, de entrada, la lucha era de dos a tres caídas, donde la primera fue un encuentro normal de lucha libre, la cual se llevó Cole vía descalificación gracias a que Gargano le reventó tremendo silletazo a Cole, pero esto le dio ventaja para la segunda caída la cual era totalmente libre; durante esta caída, ambos gladiadores llevaron el combate por entre la gente, donde se dieron con todo, y ya una vez que lograron regresar al ring, Gargano aplicó su llave de rendición a Cole para de esta manera, llevarse la segunda caída. En la tercer y definitoria caída, tenemos una lucha de jaula (la cual contiene artículos para que ellos puedan usar) con la condición de que la única manera de ganar es por rendición o cuenta de tres, ya que escapar está prohibido, y esto nos dio por resultado una combinación de lucha entre las dos primeras caídas, donde se mantuvo un estilo limpio de lucha libre, pero con un toque de violencia, lo cual tenía al público al borde del asiento, y especialmente en el momento final donde Cole y Gargano estaban en la parte alta de la jaula, solo para caer sobre una mesa y de esta manera, Adam Cole se llevó la tercer caída y retuvo el campeonato NXT.

En conclusión, este TakeOver fue de un alto nivel, pero no tanto como sus antecesores, ya que la división femenil dio un paso hacia atrás, pero los combates por los títulos Norteamericano y NXT fueron de calidad cinco estrellas, y con esto la gente se quedó con un agradable sabor de boca, ahora habrá que esperar que destino les espera a todos los involucrados en este evento, ya que se habla sobre el posible asenso de Johnny Gargano al elenco principal, lo cual tiene al público de la marca amarilla algo preocupado, ya que los recientes asensos no han sido manejados de la mejor manera.

Deja un comentario